EL VIAJE ESENCIAL DE JODOROWSKY


08 Jul

Una de las cosas por las que como chilenos debemos sentirnos orgullosos, es por contar con una figura tan impresionantemente talentosa como Alejandro Jodorowsky. Su genialidad se ha visto manifestada en diversas esferas: tanto el cómic, como el teatro, el cine y, específicamente a lo que nos intriga: la literatura.

En ella, Jodorowsky fue capaz de inventar una forma nueva de hacer poesía, fruto de la aplicación de sus investigaciones en Psicomagia, Espiritualidad, Psicogenealogía, entre otras: su autodenominada Poesofía. Producto del gusto de este autor por la invención de vocablos y expresiones nuevas, el nombre de Poesofía realiza un justo servicio a su funcionamiento. Una mezcla entre poesía y filosofía, lograda magistralmente, es lo que se refleja en este libro de Jodorowsky, Viaje Esencial. 


Ornamentado con ilustraciones del mismo autor, el libro es un amplio despliegue de sabiduría solemne, que logra establecer esta nueva forma de entregar la estética de la palabra poética. En Viaje Esencial no veremos extensos poemas épicos, ni cantos repetidos en emociones exclusivamente amorosas. Encontraremos, en cambio, la enumeración de frases y pensamientos breves, casi como si se tratara de Haikús japoneses. Además, dichos breves enunciados no se limitan a repetir alguna temática en especial, algo característico de los libros de poemas, sino que aborda “esencialmente” los elementos más importantes de la existencia humana: la conciencia, el tiempo, las generaciones, la soledad, la felicidad.

El libro está plagado de simbolismo. Utilizando los elementos naturales, como las piedras o las nubes, divide y organiza las partes del libro y logra la coherencia necesaria para que se entienda por qué algunos poemas “pertenecen” a las nubes y otros a las piedras. Por si esto fuera poco, estas divisiones temáticas en el libro son apoyadas por dibujos del mismo autor, que logran crear la estética única de un libro hermoso y que da la impresión de estar “bien cuidado” hasta en el más mínimo detalle.

Para finalizar la compaginación de la obra, Alejandro Jodorowsky incluye el milenario I Ching, en concordancia con su propia concepción del tiempo y las realidades consecuentes a nuestras acciones en el plano de la conciencia. Esta inclusión no es un mero apéndice: la posibilidad de un destino abierto, en un libro de carácter interactivo, se combina perfectamente con el conocimiento entregado a través de los versos iluminadores entregados en las secciones anteriores de la obra, logrando una linealidad coherente y certera.

Viaje Esencial de Jodorowsky es, categóricamente, un libro que vuelve a colocar la poesía nacional en el podio majestuoso y perfecto del cual nunca debió bajarse.


Texto: David Rodríguez