DIVEM 2018


08 Jul

El pasado 3 de mayo tuvimos la suerte de entrevistar a Gustavo Fuentes y Gonzalo Chacón, ingeniero y futuro arquitecto, respectivamente, miembros del equipo y fundadores de Nexo+.

La idea de crear este proyecto surge luego que los miembros trabajaran como voluntarios en la fundación Techo Chile. Fue allí donde se percataron, de primera mano, que la escuálida estructura de las mediaguas que se utilizan como viviendas de emergencia no está diseñada para soportar una variedad de climas tan amplios y extremos como los de Chile, un lugar donde, paradójicamente, siempre suceden catástrofes que obligan al uso de viviendas de emergencia.

El tema no termina ahí. También se percatan que no se trata sólo de la vivienda en sí misma, sino que además se debe estudiar con cuidado cada uno de los eslabones en la cadena logística que inicia con la fabricación de la vivienda, el almacenamiento y traslado, ensamblaje y terminaciones. En otras palabras, el problema no es sólo el producto, sino también el proceso de producción y los aspectos logísticos posteriores.

“Vimos que es un modelo que está estandarizado por todo Chile, y esa estandarización no llega a cumplir con los requisitos que tiene cada región del país. Por ejemplo, como voluntarios hemos construido en Diego de Almagro, una zona desértica en el norte, y la misma vivienda la hemos construido en Chiloé, un lugar donde la humedad está gran parte del año cercana al 100%, con suelos muy húmedos. Entonces, si usamos el mismo material para construir ambas viviendas, vamos a ver diferencias en la vida útil del producto y eso conlleva considerar varios otros factores como la salud de las personas que viven al interior de la casa”, afirma Gustavo.

Entonces, un grupo de voluntarios, una mezcla de profesionales donde destacan futuros arquitectos, decide hacerse cargo del problema y asumen la responsabilidad de visibilizar el tema, buscar auspiciadores y patrocinadores y realizar un evento único: DIVEM, Desafío de Innovación en Viviendas de Emergencia, una iniciativa única en el país.

“Si vemos que durante 10 años ha persistido el tema de mejorar la vivienda de emergencia y esto no se ha movido, lo que tenemos que hacer nosotros es movernos sí o sí. Nosotros dijimos: basta, sea de quien sea la responsabilidad, vamos a buscar una solución”, recalca el ingeniero civil.

A lo que Gonzalo Chacón agrega: “Nosotros comenzamos a trabajar en agosto de 2017, pensando en buscar soluciones que respondieran a las necesidades territoriales de Biobío, tanto climática, cultural y geográficamente en las viviendas de emergencia”.

Para poder alcanzar su objetivo, el equipo comprendió que las directrices del proyecto apuntaban más a un trabajo colaborativo que competitivo con otras instituciones, pensando en ser un aporte para el desarrollo regional y nacional. Las problemáticas sociales, plantean, deben solucionarse en conjunto entre entes privados, públicos y universidades.

Afortunadamente, el proyecto ha contado con el apoyo de instituciones tales como la CDT (Corporación de Desarrollo Tecnológico) de la Cámara Chilena de la Construcción, y la propia cámara por separado; la Universidad de Concepción, Universidad del Bio-Bio, Universidad San Sebastián, Inacap, DUOC UC, Virginio Gómez, Fundación Techo Chile, Fundación Vivienda, Polo Madera, Hotel Araucano, Municipalidad de Concepción y Working Place, entre otras, entidades que han aportado a entregar cuerpo a la primera edición de DIVEM, realizada los días 8 y 9 de mayo en Suractivo.

Jurado primera etapa de DIVEM 2018.

En la oportunidad, aprovechamos de entrevistar a Gustavo Fuentes para saber sobre el mecanismo de funcionamiento del desafío DIVEM. Allí nos comenta que el evento de mayo es sólo la fase inicial del desafío, donde se presentan los equipos que se unen al desafío. Cada equipo es respaldado por una universidad. Durante los meses de junio y julio realizarán una retroalimentación de los proyectos y en septiembre realizarán el evento final, donde se presentan las maquetas diseñadas por cada equipo, siendo uno de los objetivos finales construir los 3 mejores diseños en escala 1:1.

Los equipos que quieran seguir potenciando sus proyectos, son guiados por Nexo+ para que entren en contacto con instituciones públicas y privadas como constructoras, con quienes pueden continuar desarrollando su producto.

A mediano plazo, el equipo busca presentar a evaluación y posterior certificación las viviendas de emergencia diseñadas al amparo del proyecto DIVEM para ser lanzadas al mercado y logren cautivar a las instituciones que hacen uso de ellas, como municipalidades y fundaciones privadas. En definitiva, buscan ampliar la oferta de viviendas de emergencia de la región y del país, atando de paso el problema de la estandarización. En otras palabras, que al momento de ocurrir una emergencia las municipalidades –que son los clientes finales- posean en sus manos el catálogo de viviendas de emergencia donde se incluya los proyectos finalistas del desafío DIVEM.

Gustavo Fuentes, miembro del equipo Nexo+.

“Nosotros estamos intentando hacer lo mejor posible para acortar el plazo que nos demoremos en concretar la construcción de las viviendas, pero debemos pasar varias barreras; empresas, gobierno y barreras de nuestra propia gestión. Nuestra meta es en dos años tener algo concreto. Chile es un país donde constantemente ocurren emergencias y nosotros necesitamos subsanar el tema viviendas de emergencia lo antes posible”, recalca Fuentes.

El equipo Nexo+ se ha volcado en primera instancia a visibilizar el problema. De ahí que el evento de principios de mayo se basara en charlas, exposiciones y workshop para los equipos y asistentes. Es a la vez un piloto donde intentan abrir la agenda y posicionar el tema: se debe encontrar una solución al problema de las viviendas de emergencia lo antes posible. En el segundo evento, comenta Gustavo, ya comenzarán a trabajar en la integración de la mayor cantidad posible de actores relacionados al tema. Para ello, su próxima tarea es postular a un fondo que les permita llevar a cabo una segunda versión del evento, ya en 2019. Para ello, el trabajo actual consiste en buscar la asociatividad con más instituciones. Seguiremos la pista a este proyecto, para dar cuenta de su avance.


Texto: Fabián Rodríguez R.