ÁGORA: LA CIUDAD Y SU ENTORNO


08 Jul

El día 12 de abril recibimos una invitación, para asistir como medio de comunicación a una actividad organizada por la Fundación para el Progreso (FPP), en Concepción, en torno a la temática “la ciudad y su entorno”. Se nos comenta además que en el panel de invitados se encuentra Emilio Armstrong, actual seremi de Vivienda y Urbanismo, y otros representantes de áreas afines. Sin consultar más, confirmamos nuestra asistencia.

El día del evento, 19 de abril, llegamos antes de la hora, para curiosear un poco. Nos recibe Matías Ruiz, quien nos había contactado, y nos explica que la Fundación para el Progreso es una iniciativa que nace en Santiago, cuyo único fin es realizar actividades en torno a diversas temáticas, diálogos y conversatorios, para aportar en la conformación de un discurso ciudadano que nazca desde la propia ciudad. Pasamos a ver las instalaciones, y luego comienzan a llegar los invitados.

Finalmente, pasamos a tomar asiento. En el puesto de cada invitado, con mesas perfectamente adornadas para la ocasión, nos espera un desayuno y un obsequio de parte de FPP. El obsequio, que no abrimos sino hasta horas después de terminada la actividad, consiste en una serie de folletos preparados por la FPP y dos libros, uno de ellos de Alex Kaiser, “El Papa y el capitalismo, un diálogo necesario”. El otro, “Biobío, cuna de la libertad”, de la propia fundación.

Comienzan a llegar los asistentes, entre los que se encuentran Gonzalo Chacón (del equipo Nexo+), Miguel Osorio (fundador de Concepciónadicto.cl), Claudio Arce (presidente del Colegio de Arquitectos), Eric Forcael (ex director de innova Biobío y docente de la UBB), Mónica Álvarez (empresaria), Bolívar Ruiz (abogado experto en derecho ambiental), Rodrigo Díaz (ex intendente del Biobío), Javier Álvarez (empresario Clínica Sanatorio Alemán), Matías Ruiz (FPP), Jorge González (FPP), Emilio Armstrong (seremi de Vivienda y Urbanismo), Enrique Matushka (arquitecto), Victor Lobos (ex intendente del Biobío), Guido Rodríguez (director Diario El Sur) y Fabián Rodríguez (fundador de la plataforma web The Penquist). Engruesan la lista además Sergio Escobar (empresario), Martín Versluys (empresario), y Germán Muñoz, Leonel Pérez y Esteban Gonzalez, de quienes desconocemos cargos. Vaya convocatoria.

Se nos explica antes de comenzar que seguiremos un modelo de diálogo, donde podremos discutir los temas que se expongan, pero que no podemos publicar las declaraciones vertidas en este espacio haciendo uso de la fuente. Tiene sentido. Por ende, decidimos publicar este extracto, con los temas que se tocaron en dicho diálogo, sin hacer alusión a su emisor.

El primer tema en la mesa tuvo relación con las políticas públicas de urbanismo y desplazamiento al interior de la urbe, principalmente el siempre contingente tema de la congestión vehicular. Se mencionó la posibilidad de utilizar servicios de geolocalización para levantar datos sobre desplazamiento urbano, a través de teléfonos celulares. Un servicio innovador que aún no habría llegado a la ciudad, pero que se catologó como útil.

Además, tuvieron su tiempo sobre el escenario la famosa Ruta 160, y la problemática con los camiones. Se expuso también el problema de los puentes, el diseño del puente industrial y la necesidad de desviar dicho tráfico a través de la ruta Interportuaria, considerando que el transporte pesado se nutre de la actividad portuaria. Surge a propósito de este punto la Ruta Pie de Monte, que busca unir la Costanera Mar con el futuro puente Industrial, un proyecto criticado principalmente por la comunidad, debido a que el trazado atraviesa el Humedal Los Batros, uno de los pocos humedales que quedan en el entorno urbano del Gran Concepción. Además, en la zona existe actividad agrícola que se alimenta del humedal, proporcionando trabajo a algunos de sus habitantes (en el siguiente link se expone más claramente el tema y la propuesta de los habitantes de San Pedro de la Paz http://www.periodismoudec.cl/tiemporeal/2017/09/08/ruta-pie-monte/). El tema, aunque polémico, pasó desapercibido.

Además, son mencionados la Rotonda Bonilla y el nuevo Corredor Collao, que pronto comenzará sus obras.

Más adelante, y pasando al tema habitacional, se expuso sobre instrumentos de planificación territorial y la diversificación de terrenos, pensando en la diversificación en el levantamiento de casas y edificios. A propósito de este tema salen a la cancha conceptos como densidad poblacional y segregación social. El ejemplo: San Pedro de la Paz, Boca Sur v/s los condominios.

Luego la discusión pasa sobre parques y áreas verdes, la utilidad del Plan Regulador y los modelos de gestión. Aquí la discusión se centra en la gestión de suelos, pensando en la equidad social. Como siempre, aparecen las trabas institucionales vinculadas a los proyectos.

En el siguiente bloque se abordan los mismos temas, primero desde la institucionalidad. Se vuelve sobre el Plan Regulador, pero esta vez para establecer la necesidad de una planificación dinámica, que cambie junto con la ciudad. Esto, a la vez que se plantea “el fin de Concepción”, apuntando a que ya casi no quedan terrenos donde construir en la ciudad.

Surgen algunas propuestas respecto a la gestión de tránsito y el funcionamiento de los semáforos, dependiente de la Unidad Operativa de Control de Tránsito.

Más adelante surge el siempre recurrente tema de la seguridad ciudadana, y la necesidad de cambiar la cara a sectores deteriorados de la ciudad, a través de la pintura. A propósito del tema del deterioro, se menciona el peligro de que el centro de Concepción sufra el deterioro luego que el Barrio Cívico se traslade a la Costanera.

A medida que el ambiente se va distendiendo, el diálogo se abre y aparecen nuevas voces. Una de ellas, consultada sobre el futuro de Concepción como ciudad, propone el ejemplo de ciudades que se reconvirtieron al apostar por la investigación y la innovación.

Otra voz propone una visión urbana donde las ciclovías construidas en Concepción no son un aporte, sino todo lo contrario: incrementan la segregación del transporte. Más adelante, se propone pensar a Concepción como “la ciudad de las lagunas”, una vez que el diálogo se asienta en la difícil tarea de construir identidad.

Una última voz aporta la necesidad de construir identidad desde el arte, haciendo uso del espacio y los talentos disponibles, para hacer de Concepción un polo artístico, cultural y académico, que vincule el trabajo científico de las universidades, el impulso vibrante de los emprendedores y la incansable labor de los artistas que nacen, se desarrollan y reinventan desde la ciudad. En una comparación –a escala- se sitúa a Concepción en una situación similar a la de New York, pensando en lograr que la ciudad instale su propio Broadway, considerando la gran cantidad de artistas que posee.

Como medio de comunicación agradecemos la invitación a actividades de este tipo, las cuales sirven como base para nuevos proyectos, nuevos diálogos, nuevas perspectivas de desarrollo. Vincular al mundo académico, privado, gobierno y medios de comunicación es una cosa, sentar a representantes de cada área y ponerlos a discutir en torno a la ciudad es otra; de todas formas una tarea que merece ser reconocida, no sólo por los propios asistentes, sino además por la ciudadanía en su conjunto, que no podría darse por enterada de este tipo de actividades sin la pertinente intervención de los medios.


Texto: Fabián Rodríguez

Fotografía: Fundación para el Progreso