Me interesó este pequeño libro apenas lo vi. Es de esos que vienen sellados de la editorial por lo que pensé que iba a ser de letra grande y con muchos dibujos, como para una edad de 7 u 8 años, como para esa edad en que los niños están empezando a leer ya libros más extensos que los típicos cuentos infantiles. Tenía que ir a hacer un trámite al Banco Estado, por lo que comprenderán que tiempo iba a tener de sobra para leer, así me lo llevé de acompañante.
Me llevé una grata sorpresa al sacar el sello porque me encontré con que tenía bastante lectura aparte de dibujos. Lo empecé a leer y me enganchó de inmediato. Siempre me ha gustado mucho todo lo relacionado con la astronomía por lo que ya el título me llamó la atención.
Como dice este último, obvio que la protagonista es una niña llamada Carlota que está en un curso indefinido, pero más menos séptimo básico, creo yo. Le encanta el arte, dibujar, pintar, se “vuela” con los colores, plasmar la naturaleza en su cuaderno y lienzos. Tiene una súper amiga, Marga, con la que comparten todo. Cada una en su estilo plasman los colores de diferente manera. Carlota con sus pinturas y Marga con los esmaltes de uñas.
La acción comienza cuando la Profesora de ciencias anuncia que todos los del curso tendrán que participar en la “Feria de Ciencias” que organiza el colegio, lo que a Carlota no le parece nada de bien ya que las ciencias no son lo de ella. La profesora les indica una visita al museo de Historia y Ciencias Naturales, donde los divide en grupos y a Carlota le toca el grupo del cosmos. Una guía estudiante universitaria es la encargada de enseñarles todo lo relacionado con el Sistema Solar. Carlota queda muy sorprendida de todo lo que ve, la replica de los planetas, el sistema solar y sobre todo le llama profundamente la atención los meteoritos, así que decide hacer su proyecto sobre estrellas fugaces.
Se siente muy bien y contenta con todo lo que ha ido aprendiendo y también el sentir que los demás le prestan atención a lo que ella comenta sobre estos temas.
Como siempre pasa cuando tenemos alguna nueva actividad, se dejan de lado ciertas cosas sin querer, como es su amistad con Marga quien se siente triste porque su amiga ya no la toma tanto en cuenta porque está muy ocupada en desarrollar su proyecto. En el fondo no es así, sino que se le pasa el día tratando de reunir información, participar en el taller de Ciencias , plasmar todo lo que quiere exponer en cartulinas, dibujos, etc.
También ocurre algo en su familia que la tiene contenta y es que la ven tan entusiasmada con su tarea que todos a su vez la apoyan y la acompañan a ir otra vez al museo y finalmente a la presentación en la Feria de Ciencias.
El libro termina con Carlota presentando su proyecto. Independiente de si le fue bien o no, es tan lindo entender que la participación, el conocer a otras personas y aplicar lo que más nos gusta hacer, como acá es el caso de dibujar y pintar en materias que ni siquiera nos imaginamos, es lo que hace tremendamente valedero el vivir, vibrar con la naturaleza, el espacio, lo que no conocemos y que aún se está por descubrir.
Hermoso libro, ideal para las chicas y chicos que ya empiezan a leer pequeñas novela y que se interesan en temas tan apasionantes como es la astronomía.
Absolutamente recomendable, auténtico y sencillo, pero además donde aprendemos los niños y los adultos, donde se generan temas de conversación entre la familia, los amigos. Es un incentivo a seguir aprendiendo.
¿Cómo saben si en un futuro vemos a Carlota en Marte? ¿O a ti ? ¿Por qué no?

Texto: Paulina Jiménez Vega
Encargada de local
librería estudio

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *